Las Flores de Bach: una terapia vibracional

Las flores de Bach se utilizan para tratar estados emocionales partiendo de la idea de “tratar al individuo en vez de a la enfermedad”, solucionar el problema emocional para resolver la enfermedad física.

 

Esta terapia floral fue descubierta por el investigador, médico y homeópata Dr. Edward Bach. Su sistema consta de 38 esencias florales elaboradas a base de árboles, arbustos y plantas silvestres, que se clasifican en 7 grupos que engloban los distintos estados emocionales: miedos, incertidumbre, desinterés, soledad, facilidad para ser influenciados por los demás, desesperación y preocupación en exceso por los demás.

 

 

 

Las flores y la recuperación de la salud

El Dr. Bach descubrió los 38 remedios florales, cada uno para un estado emocional y mental específico, además de una combinación de cinco de las flores, diseñada para situaciones difíciles y apremiantes, que él llamó el Rescue Remedy (Remedio de Rescate).


Actualmente, estos remedios suaves y seguros son utilizados en todo el mundo por la gente a nivel particular, por médicos y profesionales del sector de la medicina complementaria, psicoterapeutas, consejeros, dentistas, veterinarios y sanadores. Durante muchos años, en el Centro Bach se han recibido miles de testimonios de pacientes y profesionales confirmando su eficacia.


Edward Bach definía a la enfermedad como un desequilibrio emocional que se produce en el campo energético del ser vivo. Si este desequilibrio continúa por cierto tiempo sin tratamiento, se produce la enfermedad en el cuerpo físico. Escribiéndole a un colega definía: “la enfermedad es una suerte de consolidación de una actitud mental y solo es necesario tratar tal actitud mental y la enfermedad desaparecerá”.


El Dr. Bach decía que todos somos producto de la misma fuente que el llamaba Amor y por lo tanto todos formamos manifestaciones de el. Que venimos a la tierra con esa chispa divina en nuestro interior, para entrar en un cuerpo físico y con una mente. Que el ser interior o alma, viene a cumplir una misión específica, igual de importante para todos, y si nuestra personalidad no sigue los impulsos emanados por nuestra alma, se presentará un conflicto, el cual se evidenciará con un bloqueo en el flujo de nuestra energía y se manifestará como un síntoma emocional en desequilibrio, en donde si este se prolonga, proporcionará como resultado manifestaciones físicas, llamadas enfermedades. Por esto sólo se logran corregir los efectos sin llegar a las causas. Para el Dr. Bach, existen dos errores primordiales, el primero: la disociación entre nuestra alma y nuestra personalidad y segundo: la crueldad o el mal hacia los demás, puesto que va en contra de la unidad, teniendo en cuenta que todos somos parte de la misma unidad.


El Dr. Bach llegó a la conclusión de que el organismo se enfermaba como consecuencia de las siguientes siete formas básicas:


EL MIEDO:

Es la emoción negativa que más prevalece


EL ORGULLO:
Creer ser mas que cualquiera.


LA CRUELDAD:
Hacer daño a los demás o incluso a si mismo.


EL ODIO:
Todo lo contrario a lo que el profesaba, al amor

.

LA IGNORANCIA:
Que además de llevarnos a negar la existencia del creador y de sus manifestaciones, entre otras cosas, incluía el temor que sobreviene por desconocimiento.


LA INESTABILIDAD:
Dudar absolutamente de todo, teniendo en cuenta la existencia de un orden universal perfecto y armónico.


EL EGOÍSMO
Que se explica por si mismo.


La esencia floral procura elevar nuestra vibración, acercarnos a nuestra propia esencia interior, para tomar conciencia de nuestros errores y desarrollar nuestros aspectos más positivos para evitar el sufrimiento y la enfermedad en todos sus niveles.


"La enfermedad es, por esencia,

el fruto del conflicto

entre el alma y la mente."

 

 

 

 

Las esencias florales: su aplicación emocional

Los remedios florales se agrupan en siete categorías:  

 
Remedios para los que sienten temor 


 Rock Rose: Para quienes se alarman con facilidad o sienten pánico repentino. En accidentes, shock  o terror.  

 
Mimulus: Para personas tímidas y para aquellos que sienten miedo de las cosas conocidas. Temores y ansiedad.  

 
Cherry Plum: Para miedo a perder el control, padecimiento de pensamientos irracionales.  Contradicción psicológica. 

 
Aspen: Para los que sienten miedo sin motivo conocido.

   
Red Chestnut: Para el obsesionado por el cuidado de los demás. Imagina  lo peor para sus familiares y amigos más cercanos, pero descuida de sí mismo.  


 
Remedios para los que sienten incertidumbre 


 Cerato: Para los que no confían en sí mismos. Sugestionables, no escuchan su voz interior. Siempre buscan aprobación en los demás.  

 
Scleranthus: Para los que son incapaces de tomar una decisión. Alteraciones de humor y de pensamiento. 

 
Gentian: Para los que se desalientan con facilidad delante de situaciones imprevistas. Dificultad en superar todo que no sea lo cotidiano. 

 
Gorse: Para el pesimista. Para el que siempre se siente vencido o carente de fe. 

 
Hornbeam: Para el que no tiene voluntad de hacer las cosas y demora sus responsabilidades. Para aquellos  que tienen una incapacidad física limitante o sufren bloqueos afectivos. 

 
Wild Oat: Para determinar el sentido que uno debe adoptar en su vida. Para el que no sabe que carrera  o  que camino seguir, o que  trae una sensación de pérdida de tiempo y desaliento. 

 


Remedios para los que tienen falta de interés en general  


Clematis: Para quien no presta atención, para el soñador, el distraído. Evasión mental. Indicado para personas de poca vitalidad y sin interés por la vida. 

 
Honeysuckle: Para el nostálgico. Para quien vive siempre en el pasado. Son personas que no creen en  recuperar la felicidad perdida. 

 
Wild Rose: Para el apático. Para el que se resigna fácilmente. No tienen energía para luchar y cambiar el rumbo de los acontecimientos. 


Olive: Para el fatigado. Para el que carece de energía. La vida parece un pesado fardo. Indicado para períodos de convalecencia o  para SPM (síndrome pre-mestrual). 


White Chestnut: Siempre las mismas preocupaciones e inquietudes sin poder alejarlas. Pensamientos obsesivos. 


Mustard: Para el que se siente triste y deprimido sin que exista motivo alguno.  


Chestnut Bud: Para aquellos que no aprenden de la experiencia. Para quienes repiten siempre los mismos errores.  



Remedios para la Soledad


Water Violet: Para el orgulloso, reservado. Para quien disfruta estar solo. Muchas veces siéntense superiores y distantes de los otros, el que produce tensión física.  

 

Impatiens: Para el impaciente e irritable. Son personas inteligentes y rápidas en pensamiento y acción. Pierden la paciencia con personas de ritmos lentos. 


Heather: Siempre obsesionados por sus propios temas. Locuaz y poco escucha. Necesitan de compañía constantemente. Les gusta acercarse a su interlocutor. 



Remedios para excesiva sensibilidad a influencias externas


Agrimony: Para aquellos que ocultan preocupaciones detrás de un rostro que denota alegría. No les gusta el enfrentamiento y discusiones. 


Centaury: Para los que sirven a los demás excesivamente. Sufren imposiciones externas. Son dedicadas y dominadas.

 
Walnut: Indicado para una gran transición (casamiento, mudanza de empleo o país, divorcio, cambios).  


Holly: Para el que siente envidia, odio y celos. Para el que sospecha de todos. El remedio desenvuelve sentimientos positivos de bondad y armonía. 



Remedios para el desaliento o la desesperación


Larch: Para el temor a equivocarse, complejo de inferioridad. Para falta de auto confianza. 


Pine: Para el complejo de culpa. Personas que se culpan hasta de los errores de los demás.  


Elm: Para el que está abrumado por las responsabilidades. 

 
Sweet Chestnut: Para el que se siente muy angustiado y piensa que ha llegado al límite. Para desesperación y sufrimiento. 


Star of Bethlehem: Para efectos de shock, tras una noticia grave, accidente o perdidas. Para aceptar consuelo. 


Willow: Para los que sienten resentimiento y amargura. Los que sienten lástima de sí. Inconformados delante del fracaso.

 
Oak: Para los que son fuertes delante de la adversidad. Acreditan en su esfuerzo para  superar la situación. Agotamiento físico.

  
Crab Apple: Es un remedio purificador; actúa como depurativo de cuerpo y mente. Elimina toxinas,  gordura, ácido úrico, cálculos, etc.

 


Remedios para excesiva culpa y preocupación por los demás


Chicory: Sobre protector, en especial de los que ama.  

 

Vervain: Para excesivo entusiasmo. Su constante estado de alerta no permite relajar.

  
Vine: Para el dominante, el inflexible.    


Beech: Para el que es intolerante con los demás y critica continuamente.   


Rock Water: Para quienes son muy estrictos. Para quienes se niegan a sí mismos muchas de las alegrías de la vida. Son duros y buscan la perfección extrema